top of page
Buscar

#SomosTermap #25años

Marcelo Vilche

Jefe de Planta Caleta Olivia

En los comienzos hacíamos todo a pulmón, según recuerdo éramos 5 supervisores y 8 operarios, era un trabajo rústico muy manual. Yo ingresé con 18 años y tuve que conocer la planta desde cero, cómo funcionaban los tanques, entre otras cosas. Termap desde el principio adoptó políticas de incorporación de tecnología y capacitación constante de su gente para lograr procesos eficientes. Se trabaja siempre en la mejora continua de los procesos. En 1994 comencé como supervisor de terminal, muchas personas me ayudaron a aprender, compañeros con los que seguimos trabajando juntos, otros que ya no están, de todos hemos aprendido un poco.

Para mi Termap es aprendizaje continuo, es nuestra segunda casa. En lo personal tuve que profesionalizarme, estudiar una carrera y perfeccionarme en mi trabajo, en las mediciones de Hidrocarburos. Desde 2006 comencé como Jefe de Planta.

Este es mi paso por estos 25 años de Termap, aprendizaje continuo y adaptación para la mejora constante. Hemos compartido muchos momentos grandiosos con nuestros compañeros y con nuestras familias, pero sin dudas uno de los hechos destacables es la incorporación y cambio en tecnología, esto involucra a toda la empresa, nos tuvimos que adaptar; antes en las mediciones era todo manual, para los que ya venían trabajando fue un cambio drástico y para mi que era joven fue crecer con ese tipo de nuevas tecnología; hoy prácticamente la operación es digital con software y eso hace a la mejora continua, los riesgos son minimizados. Hemos logrado pasar momentos de transición importantes. Frente a los cambios que se vendrán seguramente nos adaptaremos también.

Termap en el futuro: seguro seguiremos trabajando con las mismas políticas de cuidado del medio ambiente, la seguridad de las personas y de mantener el negocio con los más altos estándares.


Jorge De Cillia

Coordinación Marítima

A los inicios de Termap los recuerdo con nostalgia y como los más intensos que tuve en toda mi vida laboral tanto en esta compañía como en las compañías en las que trabajé antes.

Si tengo que elegir, volvería a vivir esta hermosa aventura de crear un Termap desde el día cero. Teníamos todo por hacer, verla hoy tan espléndida y desarrollada me genera una enorme satisfacción, esa que me hace entender y comprender que formé parte de este proceso. Realmente fue una experiencia maravillosa la de esos comienzos, me siento muy orgulloso de ser parte de Termap.

Si tengo que recordar esos momentos que te marcan en la vida creo que es en el que tomé la decisión de dejar la empresa en la que estaba y tomar ese desafío tan grande de armar una empresa desde cero y sentir ese compromiso.

Fueron momentos fundamentales, en los que armamos la administración e implementamos los primeros sistemas de gestión y demostrar que estábamos a la altura de lo que nos solicitaba la industria y de lo que necesitaba el mercado.

A Termap en el futuro me la imagino como es, lo que forma parte de su ADN, desde que nació y se desarrolló intentando siempre mejorar continuamente, yo creo que hasta el día que se termine la concesión Termap va a mantener ese rumbo, ese compromiso, siempre marcando lo máximo que da el estándar de la industria.

A mi Termap me permitió crecer, compartir con personas excelentes, en este colectivo de la vida en el que se va subiendo y bajando gente. Me dio cosas que hoy por hoy no son mensurables en un valor, cuando entré a Termap nació mi primera hija que hoy tiene 25 años, luego llegó mi hijo varón. Siento a Termap parte de mi, de mi historia; me dio amigos maravillosos que considero hermanos de la vida, me dio tanto que solo tengo que agradecer.

17 visualizaciones0 comentarios

Kommentarer


bottom of page